Validando todos los días, incluyendo el fin de semana.

Si el proceso de validación del segmento de clientes es exitoso, la idea también. De allí la importancia de buscar el mercado: sabemos que ahí está, que hay muchas personas en el mundo que encontrarían en nuestra app una solución útil a su necesidad.

Sin embargo, el proceso se hace un poco más difícil cuando nos limitamos a un mercado local (Bogotá).  En una cultura donde el té tiene muy poca acogida, no porque sea algo que poco tiene que aportar, al contrario, el universo del té puede llegar a ser muy amplio, sino porque la gente no conoce esta cultura.

Aquí la reseña de las entrevistas realizadas por nuestra líder.

El día sábado entrevisté a siete personas de diferentes edades y ocupaciones, en el sector de Chicó en el norte de Bogotá. Estas fueron sus opiniones:

Marco, Ingeniero Agrónomo-empresario: Yo soy consumidor de café, pero si alguien me dice que el té es así de bueno y yo me voy a sentir mejor, yo pienso seriamente en pasarme a tomar más té, dígame cuánto hay que pagar o qué hay que hacer. Ahora, no todas las personas que conozco tienen y usan teléfonos inteligentes. ¿Por qué no recomiendan eso también para hacerlo desde un computador? Podrían también promover la cultura del té que casi nadie la conoce y unirse y vender eso como salud. Hay muchas personas diabéticas, ¿y qué tal que el té que se tome le haga daño? Tengan en cuenta eso, y a los que tienen problemas de tensión.

Camila, estudiante de economía: A mi me gusta la onda saludable, hacer ejercicio, estar en forma. Muy pocas veces he tomado té, no conozco el hábito. El mercado se ha crecido también por la venta de bebidas como Mr. Tea o té Lipton de botella, tal vez por eso la gente habla más del té. Si yo veo una recomendación me gustaría que saliera la fuente de la información que me dan. Utilizo smartphone y me gusta descargar aplicaciones útiles. ¿Y por qué no hacen eso con el café? Es más de Colombia.

Daniela, estudiante de Ingeniería Industrial: Yo no tomo té, pero si hubiera un lugar en donde yo tenga información para saber cuál me debo tomar, si me sugieren una bebida que me ayuda con el estado de ánimo, yo supongo que esa información está confirmada, que ustedes son serios y no van a salir con bobadas.

Hugo, empleado de restaurante: Yo pienso que una secretaria puede usar eso más que un jefe, porque es la secretaria la que le sirve el tinto o la aromática al jefe. El jefe puede que tenga la aplicación pero no tiene el tiempo para usarla o no sabe cómo hacerlo.

Laura, estudiante de Ingeniería Industrial: Solo tomo té frío, el de botella. No me interesaría recibir sugerencias de ese tipo. Aunque si el té sabe bueno de pronto lo probaría, si me lo dan ahí ya preparado, porque si la aplicación me dice que lo tengo que preparar, ya ahí qué pereza.

Daniel, abogado: El té me quita el sueño más que el tinto en la oficina y me mantiene tranquilo, me lo tomo y me aparto de la rutina un momento. Después del amuerzo también tomo té. No sé qué utilidad tenga una aplicación así, pero por probar de pronto. Pero yo sé que el té que me tomo me sirve para lo que necesito, con eso tengo. Hay que mirar también la cultura de la gente, eso acá no lo conocen o no les gusta.

Paola, odontóloga: Yo compro té de bolsita que consigo en el supermercado, el de frutos rojos es muy rico. También tomo el té de Herbalife. A mi sí me gustaría ver o yo misma hacer un estudio científico que demuestre que las hormonas o el organismo reaccionan con el té y mejoran el estado de una persona; si yo veo eso lo creo y lo hago. Me gustaría de pronto para aprender por experiencia propia, conocer más de ese mundo. Las aplicaciones que tengo en mi celular son para que mis hijos jueguen.

El día domingo hicimos más entrevistas en el norte de Bogotá y en el Centro Comercial Andino.

Patricia, pedagoga: Yo lo que me tomo para sentirme mejor es una Coca-Cola bien helada; cuando estoy muy estresada eso es lo que me hace sentir mejor. He comprado tés cuando viajo pero los tengo más que todo para cuando va la visita a mi casa. El problema de la cultura del té es que cuando hay desconocimiento, la gente no ve el resto de opciones como buenas. Casi no tengo aplicaciones, o solo tengo las que son de fotos, y Facebook.

En la tienda de Myriam Camhi venden un té premium de marca Forte, a un precio elevado pero la gente lo compra. El que más llevan es el tradicional descafeinado. La gente lo compra para tomarlo en la plazoleta con un acompañante o para llevárselo a su oficina.

Agustín, empresario: Yo no tomo nada para el estado de ánimo, consumo café, chocolate y a veces té. Si me dicen que hay tés que sirven para mejorar el estado de ánimo pensaría que esa información es falsa porque por ejemplo con las bebidas energizantes como el Red Bull eso es pura publicidad y hasta es malo para la salud. Creo que todo lo que mejora el estado de ánimo es malo. Los estudios científicos pueden estar manipulados, y si el producto es artificial peor. Es posible que más bien me aleje de eso y prefiera comprobarlo por mi mismo, soy escéptico. No tengo smartphone pero quiero uno y usar aplicaciones. Del té solo sé que mejora la apariencia de la piel, así de debe ser bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s